Páginas

lunes, 14 de marzo de 2011

La nueva Sony 4K F65 ya es una realidad


Comienza una nueva era para el cine digital. Sony ya había realizado demostraciones en privado, pero ahora es oficial. En plena preparación de la primera presentación pública, que tendrá lugar en NAB 2011, en Las Vegas del 11 al 14 de abril, Sony ha mostrado a un grupo selecto de periodistas y profesionales de la industria la que será la versión final de la cámara Sony 4K, que permitirá dar un impulso definitivo a la producción digital y a todas las áreas de aplicaciones de presentación, como publicidad y señalización digital, que ya desde hace mucho disponen de pantallas y proyectores con más de 4000 líneas de resolución vertical. Pero las sorpresas no acaban ahí... Sony está preparando ya el debut en público de su nueva cámara 4K, cuyo lanzamiento estaba previsto para 2012. Pero, dado que otros fabricantes están amenazando este mercado con el lanzamiento de cámaras de alta resolución, Sony se ha visto obligada a acelerar sus planes de marketing.

El gigante japonés ha demostrado a un grupo selecto de profesionales lo que es el prototipo más completo de su nueva cámara CineAlta 4K, aún sin designación oficial. Como se esperaba, la nueva cámara usa monturas PL mount – permitiendo así usar ya los nuevos objetivos Leica Summilux-C – sobre un chasis con un formato muy cercano al de su actual F35.

La sorpresa es que, en las referencias de Sony a esta nueva cámara, surge siempre la designación de F65. ¿Será en referencia al formato de película de 65mm, en contraste con el actual Super35mm? Teniendo en cuenta la necesidad de compatibilidad con los objetivos PL, no es de esperar que Sony haya abandonado su apuesta por el Super35mm. La referencia a los 65mm no debería estar por tanto relacionada con las dimensiones reales del sensor (que siendo de 65mm tendría aproximadamente el doble de área de un sensor Super35mm), sino más bien con una mayor resolución, con mayor densidad de píxeles que un formato Super35mm.

Lo que podemos saber ahora es que no se trata de una cámara de 4K en sí misma, toda vez que utiliza un nuevo sensor CMOS de 20 megapíxeles con unos increíbles 8K de resolución (hablamos de más de 8700 líneas verticales por 2300 horizontales). La razón para introducir esta resolución responde al hecho de que así esta cámara se puede inserir en el flujo de producción UHDTV que está siendo desarrollado por NHK en Japón, aunque también por ser una forma de obtener una resolución espacial que encaje confortablemente dentro de los parámetros de un formato 4K equivalente a la mejor película de 35mm, incluso en formato panorámico aproximado al anamórfico 2,39:1, sin pérdida de resolución.

A partir de este sensor, la nueva cámara generará una señal RAW en un espacio de color con resolución 16-bit y amostragem 16:8:8, permitiendo que de esta manera disponga de un espectro de colores superior al de cualquier cámara digital que haya existido hasta la fecha.

Según la información preliminar, la Sony 4K podrá filmar de 1 frame a 72 frames por segundo, con ramping, existiendo un modo rápido de hasta 120 fps que no compromete la resolución 4K, ya que siempre se usa sólo una parte de la información total del sensor 8K, lo que parece una excelente jugada de Sony.

Esta cámara usa el nuevo grabador de memoria extraíble SR, que permite grabar cerca de 1 hora de material 4K a 24fps en tarjetas de 1 TB de capacidad que ya se han demostrado también como prototipos funcionales. Inicialmente, Sony va a lanzar tarjetas SR de 256GB y 512GB, mientras que la disponibilidad de las de 1TB está prevista para 2012, después del lanzamiento de la nueva cámara.

Una vez terminada la grabación, el material en fichero puede ser reproducido y transferido a la nueva unidad de rack SR Data Transfer Unit SRPC-5.
También se confirman todas las especificaciones previsibles, como la posibilidad de procesamiento de imagen que permite ver la señal que está siendo captada por el sensor en un monitor externo 4K, así como conversión a HD-SDI.

Además, este mes debería haber noticias de la nueva versión del Final Cut Pro de Apple, la cual será ya capaz de editar los ficheros nativos de esta cámara de Sony, mientras que Avid y otros fabricantes tendrán que garantizar también soporte nativo en cuanto esté disponible en el mercado.

Esta será por ello una de las grandes áreas que habrá que investigar en la próxima edición de NAB 2011, donde se esperan muchos nuevos equipos 4K.
Finalmente, con todo esto, puede comenzar una nueva era para el cine digital.

Vía | produccionprofesional.com