Páginas

domingo, 24 de agosto de 2008

A falta de dinero, usar el ingenio: marketing de guerrilla

Cuando comentaba con respecto al boca a boca la duda entre que elegir si creación o evolución, la teoría creativa respondería a lo que es en sí el marketing de guerrilla. El crear una campaña publicitaria con ingenio y poco dinero (una de las reglas del boca a boca), por el que la gente no pare de hablar de la marca que realiza la acción.

Dada la época de crisis en la que vivimos, la reducción en los presupuestos dedicados a publicidad, la utilización del marketing de guerrilla se vuelve imprescindible porque en momentos complicados como el actual, se requiere del ingenio, el mismo que sale a relucir cuando la falta de capital es alarmante, y esto es la razón de ser de este tipo de campañas. Más cuando estamos cansados de que nos bombardeen con mensajes que ni nos llaman la atención ni nos interesan. El ingenio implica un acercamiento por parte del consumidor a comprender que se le cuenta y cómo se le cuenta. Logrado eso, el impacto no sólo es sobre quien ve la acción, sino que también abarca al círculo de influencia en el que se mueva la persona, que ya por si mismo hará de prosumer.

Todo esto lo cuenta mejor el profesor del Instituto de Empresa Manuel Ángel Alonso Coto en su entrada sobre el marketing de guerrilla, ¿Comercialización de choque para tiempos de crisis?, en la siguiente frase:

Todos sabemos que el Marketing de Guerrilla es un conjunto de técnicas de comunicación no convencionales que consisten en obtener el máximo de visibilidad con el mínimo de inversión. El Marketing de Guerrilla participa de muchas estrategias de mercado para poner en escena acontecimientos / actuaciones / performance / acciones que se dirigen a la integración de la imagen de la empresa. El Marketing de Guerrilla se aprovecha de la necesidad de la innovación de la comunicación en los medios y de la permeabilidad de sus mecanismos para promover las ideas, marcas o productos. El Marketing de Guerrilla inyecta en diferentes sistemas (reales o virtuales) conceptos virales que se auto-multiplican en la mente de los consumidores.

Además, comenta que en el Instituto de Empresa están preparando un programa corto especializado en este tema, que ayude a unos directores de marketing a arreglárselas con los recortes que están sufriendo… Perfecto, y ya que están que además de la guerrilla hagan hincapié en el nuevo marketing del boca a boca, no en el de crear la acción, sino en el de evolucionar, el mismo que apenas necesita dinero para llevarse a cabo, con Internet como cimiento del programa.