Páginas

viernes, 9 de octubre de 2009

EL CASTING

Metro, 6 de la tarde, degustando el padre y el niño riquísimos guargueros y una empanada un poco seca, no en sintonía con el momento agradable que estaban pasando, de pronto se acerca el contacto, un tipo joven con un moderno corte de cabello, típico de su edad, saca una tarjeta del bolsillo trasero de su jean, y la entrega al padre.

Buenas señor, no le interesaría que su hijo haga un casting para un comercial de televisión, lo veo y está en el perfil que estamos buscando, se animaría a llevarlo?

El padre algo sorprendido por este comentario, se anima de repente, pero con algo de duda, vienen las preguntas típicas de desconfianza: que empresa es?, donde es?, para que es?, en fin, luego de contestar todo el interrogatorio satisfactoriamente, el tipo se retira muy educado, el padre y el niño quedan sorprendidos y a la vez emocionados al ver que es una posibilidad de: salir en television!!! y además que van a pagar por eso.

* * *

2.30 de la tarde, yendo a casa al salir del colegio, conversan sobre como será el casting, jueguetean con la situación que se presentará en el momento de la prueba, llegan a casa, almuerzan un rico plato de lentejas, se alistan y salen para ir al casting. Toman una Custer "Javier Prado... Javier Prado.." menos mal que hay asientos y van cómodos, pero hay que aguantar, como todos los días, la mala educación del cobrador.

…Ya pe señor, cargue su hijo, o va pagar pasaje…

Pero si ya le pagué dos

No pe igual tienes que cargarlo pe

Bueno, no merece entablar una discución y arruinar la emoción de ir al casting, asi que decide cargar a su hijo y llegar con buena vibra.

Bajan a cuatro cuadras y luego de caminar cimbreando el viento congelado de invierno, llegan finalmente al local del casting, tocan la puerta y sale un tipo bajito algo rechoncho con mirada insegura, el fotógrafo.

Si? buenas?

El padre con precaución, rápidamente mira alrededor

Sí, hola, llamaron a mi hijo a un casting

El fotógrafo dice, muy amable

Ah, si, pase por favor

El lugar es una casa antigua, pasan a lo que sería un estar, para el estricto uso de casa, pero ahora a sido adaptado a una recepción, madera vieja y humedad están presentes en el ambiente, infortunadamente remodelado para crear un espacio agradable, se sientan, no hay nadie todavía esperando, son los primeros, que suerte. El fotógrafo busca algo en su escritorio, saca un tablero de madera, una hoja de papel y un lapicero, lo alcanza al padre.

Señor por favor llene esta ficha con los datos de su hijo.

El padre procede a esta delicada tarea, al terminar luego de revisarla varias veces, entrega esta valiosa información. El fotógrafo revisa la ficha.

Señor no tiene un número fijo en su casa?

El padre extrañado por la pregunta

Bueno, no tengo teléfono en casa, el número que le doy es el mío y puede llamarme sin problema.

El fotógrafo insiste.

Sí señor, y no tiene el teléfono fijo de algún familiar? donde le dejemos un mensaje?

El padre incomodándose, y sorprendido por el razonamiento del fotógrafo.

Pero si es urgente me llamas al celular, es más seguro que me ubiques.

El fotógrafo finalmente acepta y guarda la ficha, va hacia una habitación, sale como buscando algo, cruza el estar sin mirarlos, vuelve a cruzar ahora con una cámara de fotos y se dirige a la habitación, los llama.

Señor pase por acá

El padre acicala a su hijo y van raudamente, ingresan a la habitación y ese olor a humedad se hace mas intenso, el lugar está "decorado" con una descuadrada pancarta con el logo de su agencia, y un precario tacho de luz amarillo, usado para iluminar obras de construcción, el padre queda sorprendido por la oscuridad del lugar.

Oiga, es suficiente esta luz?

El fotógrafo, aumentando su grado de inseguridad

Si... si... la cámara capta muy bien la luz, no hay problema

No convencido de la astuta respuesta, el padre se coloca de tal manera que pueda ver el visor de la cámara, y observa una grotesca sombra en la silueta de su hijo, que no le beneficia para nada. Deja que el fotógrafo concluya su labor de tomar las tres fotos y contrariado por la forma de trabajar tan profesional del personal de la agencia, decide preguntar más

Díme estas fotos para que son, son para archivo verdad?

El fotografo, evadiendo la mirada

No, no son para un catálogo de ropa

El padre ahora más consternado

Para un catálogo? estas fotos? pero no hay ni un solo tacho de luz profesional, esas fotos van a mostrar?, además la persona que nos contactó nos dijo que era para un comercial de televisión

El fotografo, ahora si bate su propia marca personal de inseguridad

Si… si… es que.... estas fotos tambien son para mostrar al cliente del comercial…, además es una primera prueba... y es posible que haya otra...asi que no se preocupe…

El padre furioso, ni siquiera escuchó lo que dijo el fotógrafo, abrigó bien a su hijo y salió del local.

* * *

2 de la tarde del siguiente día, timbra el celular, contesta el padre

Si?

Al otro lado de la línea contestan

Si señor somos de la agencia de casting y su hijo a sido pre-seleccionado para un comercial de televisión, puede venir hoy a la 7 de la noche para una entrevista con el director del comercial?

El padre, sorprendido, trata de digerir la información y al mismo tiempo recuerda lo ocurrido en la tarde anterior

Si, si, hoy a las 7?

El fotógrafo

Si, hoy tiene que ser, porque si no viene, reemplazaría a su hijo por otro niño para este comercial de televisión.

El padre, piensa en que puede perder

Bueno estré allí a las 7 de la noche, nos vemos

* * *

7 de la noche, tocan la puerta y el fotógrafo ahora más calmado abre la puerta

Buenas noches, a quien busca?

El padre, mas tranquilo también

Hola, me llamaste para una entrevista con el director del comercial

El fotógrafo, finge que hace memoria

Ah, si, si señor pase por aqui

Ahora el estar está lleno de niños y de padres, se siente un ambiente de emoción y algo de tensíon, la espera es algo larga, de pronto llega un personaje conocido de la televisón y todo el mundo le sigue con la mirada, algunos directamente y otros con el filo del ojo torciendo sus miradas, el tipo sabe que lo ven y pasa sereno mostrándose, entra a la habitación de la fotos y cierra la puerta, de pronto, el fotógrafo llama a los niños a que hagan una fila e ingresen ordenadamente a la habitación, el estar se convierte en un patio de colegio y los padres hacen las veces de profesores llamando al orden, ingresan los niños a empezar su taller.

Al fin, despues de esperar tanto, el fotógrafo llama al padre y lo lleva a su entrevista, cruzan un corredor con paredes maltratadas e ingresan a un gran patio vacio, que en épocas de esplendor de la casa quizá haya servido para lujosas reuniones, ahora las agrietadas macetas son testigos del paso de los años. Por fin llegan a la oficina del director, un espacio pequeño y construido para este fin, paredes limpias y sillas modernas son un contraste con el resto de la casa. El director de rasgos europeos y un acento español, está es su escritorio con su laptop revisando información, muy amablemente y algo acelerado invita a sentarse al padre.

Señor, usted es padre de…?

El padre dice el nombre de su hijo.

El director revisa las fotos y escribe algo en la ficha del hijo

Mire, su hijo a sido pre-seleccionado para un comercial de galletas en televisión, pero necesito un book con fotos en estudio, es posible?

El padre sorprendido

Cuántas fotos?

El director

Bueeeno, son 120 o 150 fotos, pero si estas ajustado pueden ser 50, si no tengo el book no puedo hacer nada.

El padre cavilando, luego de un momento…

Ya, lo que no entiendo es, porque un tipo me contacta en Metro, y me dice que mi hijo está en el perfil para un comercial de televisión, y que vaya al casting, luego venimos al casting y me recibe un tipo que le toma unas fotos con bajisima calidad y me dice que son para un catálogo, luego me llama al siguiente día y me dice que mi hijo a sido pre-seleccionado para un comercial de televisión y que tengo una cita con el director del comercial, ahora usted me dice que necesito traerle 120 fotos para ver la posibilidad de que sea elegido para el comercial?

El director que escuchó atentamente

Mire señor, yo no se que le dijeron los muchachos pero voy a hablar con ellos, por lo otro, mire yo soy agente de modelos y tengo contactos con muchas agencias, así que usted es el beneficiado con el casting, solo tiene que invertir en el book de su hijo, nada más y yo le contacto con las agencias.

El padre, ya atendiendo sin mayor interés en el tema y solo tratando de entender la forma de proceder de este grupo de personas

Bueno, mire, usted tiene razón en cuanto a quien ganaría, que seríamos nosotros, pero sabe, lo que me llama la atención, es la forma como ustedes atraen con engaños a personas con el cuento de que encajan en el perfil para tal o cual comercial de televisión y que luego nos dicen que han sido preseleccionados para un comercial. No es mas honesto decirles “vayan a nuestra agencia a registrarse para que los tengamos en cuenta?”

El director incómodo y molesto

Bueno señor, si no le parece puede irse

Y sin mirarlo se despide del padre, con marcada indiferencia, este hace lo mismo.

* * *

9 de la noche, el hijo camina por el corredor de su casa y va directo a la sala a encontrarse con su padre, que acaba de llegar, ilusinado por las noticias que le trae su padre

Papi que pasó, me eligieron?

El padre al ver los ojos llenos de vida de su hijo

Hola hijito, mira lo que pasa… es que van a ver si vas estar tú… pero no te preocupes, habrá otras oportunidades.

El hijo mira fijamente a su padre, como pensando algo.

Ya papá, tienes razón, además, estaba bien feo ese lugar.

Caminan hacia el comedor de diario y el padre saca de su bolsillo unas galletas que comparten entre risas mientras improvisan un comercial de televisión.

FIN

Autor: Victor Luperdi M.