Páginas

viernes, 6 de junio de 2008

Heineken retira su publicidad del programa "Salvados por la Iglesia"

El polémico espacio televisivo fue criticado por el Observatorio Antidifamación Religiosa, que instó a las autoridades a que interveniesen.

Madrid.- El Observatorio Antidifamación Religiosa denunció el pasado 27 de mayo la "burla de mal gusto" que en su opinión supone el contenido del programa de laSexta 'Salvados por la Iglesia' y denunció que el mismo "ofende profundamente el sentimiento de muchos ciudadanos españoles".

El programa televisivo, presentado por Jordi Évole -más conocido como el Follonero- ridiculiza de forma burda la creencias católicas. Según el Observatorio Antidifamación Religiosa, el presentador "profanó la Eucaristía interviniendo en la misma revestido de acólito, con clara intención de burlarse de ese acto religioso". Añade que todo el programa "es una clara ofensa a los sentimientos religiosos de una parte de los españoles que ya han hecho llegar sus quejas a nuestra asociación".

Contra los anunciantes

Por este motivo, la plataforma HazteOir.org se ha puesto en marcha y ha facilitado a sus suscriptores un modelo de carta para que la envíen a los anunciantes que financian 'Salvados por la Iglesia'. La campaña se dirige a las siguientes empresas: "El Corte Inglés", "Fujitsu", "Seat", "Seguros Ocaso", "General Ópticas", "Simyo" y detergente "Kalia".

Gracias a esta campaña, el Director de Relaciones Públicas de Heineken España, D. Diego Antoñanzas, hizo saber ayer a HazteOir.org que a partir de este momento retiran toda la publicidad que tenían contratada con la citada cadena en el programa altamente ofensivo 'Salvados por la Iglesia'.

Desde que se lanzara la alerta el pasado miércoles, ya son más de 17.000 los ciudadanos que han hecho llegar sus mensajes a los anunciantes del programa.

También se han comunicado con HazteOir.org El Corte Inglés y la compañía de telefonía Simyo, si bien aún no se han decidido a dar el mismo paso que la compañía cervecera. Ambas empresas delegan su responsabilidad en la central de medios que contrata la publicidad en su nombre.