Páginas

viernes, 6 de junio de 2008

La Eurocopa y el marketing de emboscada

No había oído hablar de esta forma de marketing, pero la verdad que poniendo el ejemplo de la Eurocopa de Suiza y Austria queda más claro. Hay marcas que no pagan por patrocinar un evento deportivo, conseguir que su nombre aparezca unido a una imagen durante 15 o más días a nivel mundial. Esas marcas que no entran en el patrocinio emplean su nombre para que las relacionen con la competición aprovechando el momento. Es decir, a la Eurocopa, en este caso, le realizan una emboscada, saltándose una serie de normas. Dado la exclusividad que exigen las marcas con respecto al patrocinio, que otros aprovechen la oportunidad sin pasar por caja, obviamente les molesta (que se lo digan al conflicto entre Pepu Hernández y la Federación Española de Baloncesto, que le ha costado el trabajo al primero).

Pero aquí viene la pregunta: ¿es legal el marketing de emboscada? ¿Puede alguien hacer uso de un evento sin formar parte del patrocinio? Sin duda, no todas las empresas consiguen entrar entre los patrocinadores, y tratan de buscar otras opciones por las que el público les conozca. Hay conflictos de intereses, y la defensa de no explotar el campeonato. Aunque lo cierto es, que al comité organizador le realizan una emboscada en toda regla, dentro de la legalidad. ¿Es éticamente correcto el marketing de emboscada?