Páginas

viernes, 18 de marzo de 2016

Cómo puede el futuro de ‘Minority Report’ cambiar la vida a los refugiados


La famosa película de ciencia ficción protagonizada por Tom Cruise ofrecía muchos elementos tecnológicos futuristas. Pero más allá de estos avances técnicos, proponía una nueva idea de organización de las ciudades. Alex McDowell, diseñador de producción de la cinta, aplicó técnicas de 'world building', creando nuevos modelos y espacios urbanos, un sistema que ahora pueden desarrollarse para mejorar la creación de campos de refugiados, una de las mayores crisis humanitarias del siglo XXI.

Más allá de las pantallas táctiles o de los 'wearables', dispositivos que nos resultan a día de hoy sumamente familiares, 'Minority report', la famosa película de ciencia ficción protagonizada por Tom Cruise, proponía otros tantos elementos futuristas más allá de la tecnología.

Entre ellos, mostraba una nueva organización urbana, que no estaba diseñada precisamente para dar mayores facilidades a los propietarios de los coches voladores con el fin de que pudieran desplazarse de un lugar a otro de la ciudad. Como reconocía el propio Alex McDowell, diseñador de producción de la cinta dirigida por Steven Spielberg, la película encerraba una lectura mucho más profunda del futuro, al margen del apartado tecnológico.

Su trabajo parte de la técnica conocida como 'world building' que pergeñó este creativo y puso en práctica al diseñar los escenarios de películas como 'Minority Report', 'La terminal' o 'El hombre de acero'. El método se basa no solo en crear modelos conceptuales de situaciones y espacios, sino además en ubicar personajes en ellos para estudiar cómo se desenvuelven en ese contexto y predecir cómo reaccionarían.

Así, según la experiencia de McDowell, se podrían encontrar soluciones a los fallos en el funcionamiento de los gobiernos o las organizaciones y, por supuesto, en los procesos de los arquitectos para diseñar los edificios y las ciudades del futuro. “Es la parte narrativa la que creo que falta en muchas conversaciones en torno a estos temas del mundo real”, comentaba el diseñador británico.

Aplicando este modelo, Alex McDowell considera que se podría mejorar la creación de los campos de refugiados que, por desgracia, existen en pleno siglo XXI. Este diseñador de producción cree que hay que cambiar el hecho de que se aplique un modelo genérico para organizar estos asentamientos, sin atender a las condiciones puntuales de cada caso. “Existen iniciativas de Naciones Unidas, cientos de personas se reúnen en una sala para hablar de ello, desde un punto de vista político o desde una perspectiva social. Pero no se escucha a la gente realmente intentando centrarse en conseguir una solución correcta”, apunta este creativo.

El Instituto World Building, que dirige el propio McDowell, organizó un taller para proponer nuevas soluciones a esta problemática.  Los participantes tenían el reto de dibujar cómo sería un campo de refugiados en Australia si en 20 años subiera el nivel del agua de la región del Pacífico y hubiera que dar cobijo a miles de personas desplazadas. Después, trazaron el perfil de distintas personas que podrían habitar este lugar para, a partir de sus circunstancias personales, tratar de construir un entorno de convivencia mejor.

La propuesta parece haber calado en algunas instituciones. Tanto es así que la Casa Blanca y la ONU se han interesado por esta técnica para desarrollar nuevas soluciones a la hora de atajar las crisis de refugiados que está teniendo lugar a día de hoy y que podría continuar en el futuro.

De hecho, según ha señalado el asesor del presidente de Estados Unidos, Puneet Ajirá, que participó en el curso organizado por el World Building Institute, el propio Barack Obama estaría preparando una nueva iniciativa personal centrada en la problemática de aquellas personas que se ven obligadas a desplazarse motivadas por los conflictos bélicos o por culpa de las catástrofes naturales.

Cómo puede el futuro de ‘Minority Report’ cambiar la vida a los refugiados A juicio de los expertos que participaron en este taller, los campos de refugiados tienen una importancia mayor que la que les concedíamos.  Como apuntaba Kilian Kleinschmidt, una autoridad mundial en ayuda humanitaria, los campos de refugiados “son las ciudades del futuro”. “La estancia media hoy en día en un campamento es de 17 años. Eso es una generación”, apunta este experto.

Kleinschmidt considera que estos campos representan el inicio de las ciudades. “Si le da la vuelta al modelo, este tipo de migración masiva de poblaciones es permanente”, añade Alex McDowell. Con ello, se refuta su tesis del 'world building'. Con el tránsito de personas y el asentamiento de las mismas en un lugar, se generan una serie de necesidades que las organizaciones y los gobiernos, estatales o locales, deben satisfacer. Pero esto, según McDowell, no sucede.

“¿Cómo hacemos que la gente viva de forma sostenible y gobernándose a sí misma? ¿Cómo logramos que su cultura sobreviva? Porque uno de los principales comentarios que nos están llegando es que estos campamentos aniquilan la identidad de la gente”, comenta el diseñador británico.


Esta reflexión también se puede trasladar a las ciudades. A su juicio, los arquitectos están más pendientes de innovar, de diseñar los edificios del futuro, que de pensar en las vidas de las personas que los habitarán. Dejan en un segundo plano que luego habrá ciudadanos que caminen por los pasillos de esas creaciones. “Si vas a Brasilia o Chandigarh, siempre existe falta de humanidad. Creo que casi por definición la arquitectura hace esto. Siempre va hacia una visión utópica, suponiendo que los seres humanos lo resolverán más adelante" asegura.

Más allá de los automóviles voladores, de Tom Cruise salvando al mundo y de tantos otros elementos que dejaron anonadados a los espectadores, 'Minority Report' encerraba otra valiosa e importante lección. Su diseñador de producción la ha explicado recientemente: nunca debemos olvidar que lo más importante de las ciudades y los edificios son las personas que los habitan. ¿De qué sirve la innovación si no es para mejorar la convivencia entre humanos? Arquitectos y urbanistas, piénsenlo.

Por: hoja de router

Vía: idealista.com