Páginas

domingo, 20 de marzo de 2016

El cine cumple 121 años

Los hermanos Louis y Auguste Lumiére son los padres de la cinematografía.
El primero nació en 1864 y falleció en 1948.
El segundo, nació en 1862 y murió en 1954.
FUENTE EXTERNA
En este mes de marzo la cinematografía celebra su 121 aniversario. Fue en 1895 cuando los hermanos Auguste y Louis Lumière, dieron a conocer el primer cinematógrafo.

Este primer aparato, que era al mismo tiempo tomavistas y proyector, fue patentado el 13 de febrero de 1895 por los Lumiére. Louis empezó a rodar con él las primeras películas, de una longitud de 17 metros cada una (casi un minuto de proyección) que era la máxima capacidad que permitía la máquina.

Según las efemérides, el 19 de marzo de 1895, los hermanos Lumiére realizan su primera filmación, la cual fue presentada a los asistentes a una conferencia sobre el nuevo invento en la Société d’Encouregement à l’Industrie Nationale, en París.

El 10 de junio del mismo año, Louis proyecta “La llegada de los congresistas a Neuville-sur-Saône”, film rodado el día anterior y que se considera el primer noticiario filmado.

La primera proyección para el público se produjo en diciembre con el título de “La salida de la fábrica”, en las que se muestra por primera vez el movimiento de los hombres.

El libro “Historia del cine mundial”, de Georges Sadoul, dice que el primer cine de la historia funcionó en París, en el sótano del Grand Café, cerca de La Ópera.

“El acto inaugural tuvo lugar el 28 de diciembre de 1895. La entrada costaba un franco y el espectáculo duraba media hora. Allí se proyectarían las películas “La llegada de un tren a la estación” y “El regador regado”, los dos mejores filmes de Louis, y otras diez películas más”.

Según Sadoul, el éxito fue grandioso y la noticia se regó rápidamente por toda la ciudad, de tal forma que tres semanas después, la asistencia diaria al salón de exhibiciones llegaba a las tres mil personas.

Aunque Louis Lumière rodó muchos otros filmes, siempre permaneció fiel a los temas documentales e históricos y a los breves episodios cómicos, de una notoria ingenuidad. Sus pretensiones nunca fueron más lejos.

La historia del cine es la historia de los creadores y pioneros, pero también la de los imperios cinematográficos. A partir de 1900 el cine empezó a convertirse en una industria competitiva, con duras guerras comerciales, como “la guerra de las patentes” desatada por Edison para monopolizar el mercado.
En estos años se crearía el primer gran “trust”, la Motion Pictures Patents Company, además de la Universal, Paramount, Warner, Fox y Metro Goldwyn Mayer, germen de lo que, con la Columbia y la Universal Artists, iban a ser en Estados Unidos las “majors” o grandes productoras. También entonces nació Hollywood, en la costa oeste, lejos del poder de Edison.

Pronto resultó evidente que los teatros de variedades y salas de kinetoscopio no eran los canales adecuados para la distribución cinematográfica.

Jorge Ramos

Vía: http://hoy.com.do/