Páginas

sábado, 24 de enero de 2009

Humawaca:. Retail glam

Con diseños innovadores y multiuso, la marca logró ser una nueva opción para comercializar accesorios en la tradicional industria del cuero

De modo conservador, la industria del cuero en nuestro país se inclinó hacia diseños con tradición e identidad nacional. Como producto emblemático local, la industria vivió su mejor momento posterior a la devaluación de la moneda alentada por la llegada de turismo internacional. Es en este momento que Humawaca ve la opción de explorar en el mercado e innovar en técnicas y diseño. A propósito de la gestión de la marca, su participación internacional y su presencia en circuitos turísticos de la ciudad, Infobrand dialogó con Sandra Rudelir, titular de la firma.


Los diseños en cuero suelen ser bastante estandarizados, ¿en qué logran diferenciarse?
Cuando empecé a pensar en diseñar en cuero –luego de la crisis del 2001- veía en forma recurrente que el cuero es un material muy nuestro, pero no había una explotación del material en el canal, en cuero se veía más que nada lo tradicional, era interesante para explorar a tono con el mercado que se venía. Mi socia en ese momento, ganó un concurso con la mochila BKF –en honor a la famosa silla BKF o butterfly- y así empezó a resonar la marca. Eso nos llevó a mirar el mercado internacional, la idea en principio era hacer un producto exportable y no pensando tanto en el mercado local por la situación particular del país pero la realidad es que los productos empezaron a gustar muchísimo, en la primera Feria de Puro Diseño fueron un éxito y nos llevaron a comercializar productos acá. Eso se debe a que empezamos a pensar diseños que le ofrezcan al usuario una funcionalidad mayor, un producto adaptable que se pueda usar de diferentes maneras, un utilitario digamos, a tono con las tendencias tecnológicas.


Diseño y funcionalidad ¿son compatibles?
Absolutamente, el concepto de Humawaca es brindarle funcionalidad a los diseños, la gente se maravilla como uno le explica “esto lo das vuelta y protegés el cuero de la lluvia” etc., les damos explicaciones, es una constante que nuestros vendedores expliquen los múltiples usos de nuestros accesorios. Si vas a comprar una cartera nadie te explica nada, entrás y la llevás, en nuestros locales la gente pasa, mira y entra, pero siempre tienen algo más de lo que esperaban, la idea es obtener diferentes opciones de uso, tanto desde lo corporal, como desde capacidad de portado y lo estético, eso caracteriza a nuestra marca y nos distingue.


¿Qué circuito de comercialización utilizan a nivel local?
En estos momentos estamos en Palermo Soho y en Recoleta. Estuvimos mucho tiempo con una fuerte presencia en el MALBA, pero ahora estamos cada tanto, depende de los productos que vamos lanzando, es por épocas. Tenemos presencia en lugares donde el público de afuera viene a buscar cuero, carne, los estereotipos representativos nuestros, pero si al cuero le sumamos un diseño diferencial se abren otras posibilidades, más que en el mundo globalizado uno tiene acceso a diseño en todas partes, por eso en un material tan nuestro es algo que les llama mucho la atención.


¿Qué repercusiones tuvieron en exterior?
Siempre tenemos presencia en el mercado extranjero, en ferias de diseño argentino en el exterior, estuvimos en la muestra “Destination: Buenos Aires” del Museo de Arte Moderno de New York, que nos eligió como representantes de la movida de diseño local y también en Londres, en Harrods. Lo más reciente ha sido nuestra presencia en la tienda parisina Le Bon Marché, con nuestros productos para hombre.

Por Clarisa Herrera