Páginas

sábado, 6 de septiembre de 2008

Con los Social Media, siempre hay cosas que comunicar

Pensemos sobre lo que indica la tabla de equivalencia de la fotografía, y la reflexión el tiempo en internet no es oro. Así, visto lo visto, que llamen nuestra atención va a requerir de esfuerzo por entender la situación.

Comentaba Fernando Vega-Olmos, presidente de Lola en El País de los Negocios, lo siguiente que quiero destacar, hablando a propósito del fenómeno Zara:

“con una política de comunicación clarísima aunque no utilice la publicidad. En los mejores lugares de las ciudades más importantes del mundo hay una tienda de Zara y eso es comunicación. Y genera noticias continuamente.”

La empresa gallega busca estar en boca del público y de las empresas, que no olvidemos están formadas por personas que también tienen cosas que contar, aunque no tenga nada que comunicar, independientemente de las implicaciones que tenga.

Paco Barranco comenta en su blog que la comunicación es droga dura, pero me quedo con el siguiente párrafo de la entrada que resalta sobre qué hacer cuando no hay qué comunicar:

En realidad, lo que he aprendido es un matiz muy importante de este asunto: incluso cuando no hay noticias que comunicar, hay que comunicar. Es decir, la falta de novedades no es motivo para que la línea quede en silencio. Pero … ¿cómo se comunica cuando no hay nada que comunicar?

Se habla de varias opciones cuando uno se encuentra con este problema: revisar lo que es relevante para tu audiencia; hacer resumen de lo ocurrido hasta la fecha; anunciar que no hay novedades; preparar y anunciar el futuro.

Cierto que todo se puede resumir en buscar la relevancia, aquello que tenga valor para el receptor, pero en muchas ocasiones, y es lo primero que solía venir a la mente, eso se buscaba conseguirlo vía gestión del email. Aunque existan recomendaciones sobre cómo gestionarlo para ser relevante, la reflexión puesta en la pizarra sobre el tiempo disponible, choca de bruces con este planteamiento.

En el tiempo de Internet, el resumen lo tenemos a un click de distancia con los buscadores, y cualquier noticia que se quiera dar o reflexión supone una novedad. Queda preparar el futuro y la relevancia, ¿cómo hacerlo?

Ahora es más el internauta el que busca iniciar el proceso. Por eso, las reflexiones que hemos traído, las veo pensadas más para un mundo sin medios sociales. Es decir, ya metidos en la estrategia de comunicación usando Social Media, la cosa cambia. Cualquiera de sus herramientas sirve para tener algo que contar a tu audiencia, aunque no tengas nada que comunicar, habrá alguien que ya lo habrá hecho, y no sólo eso, ya serán los propios consumidores y prosumers quienes encuentren o pregunte o comuniquen con la empresa para solucionar sus dudas, para mantener viva la conversación. El problema de la falta de comunicación tiene ahora una solución al alcance de la mano, y sin comunicados de prensa. Más bidireccional que unidireccional.

En Wall Street Journal tenemos un viejo artículo interesante pensado para el acercamiento de las pequeñas empresas al universo online: How to Get Attention In a New-Media World