Páginas

sábado, 20 de septiembre de 2008

El Marketing Mix es cosa del pasado

Por Eduardo Soledad

Hay algo más que recurrir al marketing mix, y más en el universo de Internet y de la interactividad en el que nos movemos. Como bien comenta Ben McConell en Chuch of the customer, suena como la vieja caja de sopa que tenemos guarda, por olvidada, en la estantería, de la que se hace uso porque es lo que tenemos más a mano en un momento determinado. Y lo curioso es, que muchos directivos recurren a ello para hacer la planificación de marketing del próximo año, sin pensar que existen otras alternativas válidas. Como muestra al final la tira de Tom Fishburne, con un divertidísimo juego de palabras, si la estrategia de marketing no funciona y el pastel no se levanta, la mentalidad supone que el problema debe ser que se necesita más pasta (masa).

El dinero no lo soluciona todo. La idea no es poner el mensaje hasta en la sopa. Ahora, lo importante es conversar y conocer lo que el cliente quiere en realidad decirnos. ¿Y eso lo hace el marketing mix? Yo tengo claro que no, pero lo mismo soy muy exagerado con mi afirmación. Cosas de la edad, imagino.