Páginas

sábado, 6 de septiembre de 2008

Meryl Streep y Antonio Banderas recibirán el Premio Donostia

Todo está listo para la edición número 56 del Festival Internacional de Cine de Donostia en la que, desvelados los premios Donostia, poco más queda por saber. Un certamen pensado para satisfacer todo tipo de apetencias cinematográficas. Desde las propuestas más arriesgadas, como «Tiro en la cabeza», de Jaime Rosales, hasta proyectos más comerciales, como «Tropic Thunder, una guerra muy perra» de Ben Stiller, el festival promete variedad.

p004_f03_46003.jpg

Iratxe FRESNEDA | DONOSTIA

«Creatividad», «reflexión», «imaginación», son algunas de las palabras que pronuciaba Mikel Olaziregi para definir los criterios e intenciones de la 56 edición de Zinemaldia, que ayer desveló los nombres de Antonio Banderas y Meryl Streep para los premios Donostia.

Cinco estrenos mundiales, 1.695 películas visionadas por el comité de selección, y 41 proyecciones con subtítulos en euskara son tan sólo algunas de las cifras que adelantaron los responsables del Festival. Un certamen que, en palabras de Olaziregi, pretende «llenar las salas con un cine de verdad» y «para todos los gustos». Desde el día 18 y hasta el 27, quince películas optarán a la Concha de Oro. Kim Ki-duk, Michael Wintebottom, Daniel Burman, Hirokazu Kore-Eda, y Samira Makhmalbaf son algunos de los realizadores que participan en una sección oficial que este año brilla por su calidad superando incluso lo visto en otros festivales. Una sección oficial que tendrá como presidente del jurado al celebrado Jonathan Demme («El silencio de los corderos»), que contará como compañeros de viaje al director de fotografía alemán Michae Ballhaus, la actriz y productora argentina Martina Gusman o el director, actor y escritor japonés Masato Harada, entre otros.

La producción británica dirigida por Richard Eyre «The other man» será la encargada de inaugurar el día 18 el certamen. La película, adaptación de un relato del escritor alemán Bernard Schlink, perteneciente a su libro «Amores en fuga», está protagonizada por Liam Neeson, Antonio Banderas y Laura Linney. La historia de un triángulo amoroso con forma de thriller para iniciar la andadura de un festival en el que las grandes compañías y agentes internacionales cohabitarán con pequeñas productoras y directores independientes.

Un año más, Zabaltegi se mantiene fiel a su estructura e intencionalidades. Con un jurado que presidirá la actriz Joan Chen, en la selección de este año destaca su temática preponderante: los cambios y las dificultades que atraviesan las familias contemporáneas. Una estructura familiar que, en palabras de los organizadores del Festival, impera el lema «sálvese quien pueda». Aunque matizan, «este no va a ser un festival de lágrimas y desesperación, se esperan carcajadas estrepitosas». Como con «Vicky Cristina Barcelona», dirigida por Woody Allen que inaugurará la sección Zabaltegi-Perlas.

Assayas en Zabaltegi

Los nuevos films de tres directores que compitieron en sus comienzos en Donostia y tienen ahora un consolidado reconocimiento internacional, Olivier Assayas, Majid Majidi y Simon Staho, participan en esta popular sección. Por otra parte, Zabaltegi-Especiales se conforma como espacio abierto en el que figurarán, entre otras propuestas de especial interés, las dos nuevas películas del presidente del Jurado Oficial, Jonathan Demme, «Rachel Getting Married» y «Neil Young Trunk Show: Scenes From a Concer» y lo más reciente del director Terence Davies, al que Donostia dedica este año una retrospectiva «Of Time and the City» y de Philippe Garrel («La frontière de l'aube»), objeto de un ciclo el año pasado. Además, el presidente del Festival de Cannes, Gilles Jacob, presentará un nuevo cortometraje, Retour à Tullins-Fures, como parte de un homenaje a Cannes. Y el documental Yakuza eiga-Une histoire secrète du cinéma japonais se proyectará como complemento a la retrospectiva Japón en negro.

La película de clausura del Festival de Donostia será «The Brothers Bloom», segundo largometraje del director de la ganadora de Sundance «Brick», Rian Johnson. Los ganadores de un Oscar Adrien Brody («El pianista») y Rachel Weisz («El jardinero fiel»), Mark Ruffalo y la candidata al Oscar Rinku Kikuchi «Babel», protagonizan «The Brothers Bloom», que confirma el talento y la personalidad de Rian Johnson, como guionista y director de la película. Se trata de una comedia que lleva a los timadores hermanos Bloom a una peculiar aventura por todo el mundo, en una sorprendente mezcla de géneros.

Tres son este año las retrospectivas que oferta el festival. La clásica pertenece este año a la comedia de Mario Monicelli. Con una selección de unas 40 películas, reafirma el interés del certamen por uno de los periodos más gloriosos del cine italiano. Monicelli fue el responsable de la que posiblemente sea la pieza más cotizada de aquella efervescencia cómica, «I soliti ignoti» (Rufufú, 1958), con un reparto irrepetible: Gassman, Mastroianni, Claudia Cardinale, Memmo Carotenuto, Renato Salvatori y el veterano Totó. En 1958, con «I soliti ignoti», ganó la Concha de Plata, ex aequo con «Vértigo», de Alfred Hitchcock.

Cine noir japones

La retrospectiva temática Japón en negro repasará la fecunda producción de cine policiaco y de temática criminal japonesa que sigue siendo una gran desconocida en Occidente. El sentido del honor del gángster, la paciente labor investigadora del policía, el tormento del criminal marginado o el retrato de una sociedad sumida en el caos de la postguerra eran motivos temáticos que expresaban no pocas inquietudes y ansiedades de la psicología japonesa.

Desde películas de jugadores (bakuto) de la época muda hasta el auge del cine de gángsters tras la II Guerra Mundial, las importantes aportaciones de cineastas como Akira Kurosawa o Shohei Imamura o las significativas incursiones de destacados directores de la modernidad japonesa (Nagisa Oshima, Mashahiro Shinoda, Hiroshi Teshigahara), que usaron las intrigas criminales para crear filmes subversivos y muy personales. Especial atención recibirá ese momento de esplendor del yakuza eiga (el cine de gángsters nipón) que fue la década de los 60, con una enorme producción de cintas sobre gángsters heroicos y solitarios; y a la década de los 70, cuando el yakuza eiga se volvió más realista.

Pero Japón en Negro ofrecerá otras expresiones del film noir: el melodrama criminal o las aventuras de duros detectives en la más pura tradición hard boiled, así como la interesante revitalización que vive el género desde la década de los 90 gracias a directores como Takeshi Kitano, Takashi Miike, Takashi Ishii o Kiyoshi Kurosawa.

Singular Terence Davies

La contemporánea repasa este año la filmografía de Terence Davies. Considerado uno de los cineastas más singulares e innovadores del actual cine europeo. El británico es autor de una obra muy personal y evocadora, pionera en la búsqueda de nuevos lenguajes entre la ficción, la autobiografía y el documental, con un especial protagonismo de la música. Entre sus películas más premiadas se encuentran «Distant Voices», «Still Lives» (Voces distantes, 1988), «The Long Day Closes» (El largo día acaba, 1992) y «The House of Mirth» (La casa de la alegría, 2000). Seis largometrajes realizados entre 1984 y 2008, el primero de ellos compuesto por tres cortometrajes previos, dan una idea de la minuciosidad y la dedicación con que Terence Davies elabora cada una de sus obras.

En cuanto al Gran premio Fipresci, el director Paul Thomas Anderson recibirá el galardón a la Mejor Película del Año escogido por «There Will Be Blood» (Pozos de ambición).

Las proyecciones en el Velódromo de Anoeta, el Día del Cine vasco, Horizontes Latinos y un sinfín de propuestas mas conforman un festival que el sábado día 13 tendrá listo su desplegable y el 14 las entradas a la venta.