Páginas

sábado, 6 de septiembre de 2008

La crisis publicitaria dinamita a los diarios en EEUU

La crisis publicitaria en los medios de Comunicación se extiende a nivel mundial y las publicaciones estadounidenses no son la excepción. Los principales periódicos de la primera economía mundial y uno de los países con mayor índice de lectura de prensa se ha visto afectada por una combinación letal para sus intereses: caída de los ingresos publicitarios, descenso del número de lectores y reestructuraciones que se han traducidos en drásticas reducciones de plantilla. No se salvan ni los históricos The New York Times o el grupo Tribune.

The New York Times, el diario más incluyente del país atraviesa uno de los períodos económicos más difíciles de su historia. A finales de febrero la cabecera redujo en un 7,5% su plantilla con la salida de cien trabajadores y en julio saltaba la noticia de que el diario sufría una caída del 85% en su beneficio trimestral hasta 20,8 millones de dólares. El motivo: la crisis publicitaria: en 2007 los ingresos publicitarios del diario cayeron un 6,11% y hasta julio, registró unas pérdidas del 16% en este mismo apartado.

Pero no es el único. Tribune, el segundo grupo de periodístico del país, anunciaba a finales de febrero el despido de 250 periodistas repartidos entre sus dos principales cabeceras: Chicago Tribune y Los Angeles Times. Esta cifra podría duplicarse hasta 500 empleados, que representarían en total el 2,5% de su plantilla. The San Diego Union-Tribune también ha anunciado el recorte de cien empleos.

Desde mediados de 2007, otros periódicos han reducido su plantilla, como USA Today, propiedad de Gannet (el primer grupo de EEUU), que ofreció bajas voluntarias a 45 periodistas, el 8,8% de su plantilla de redacción. Otros periódicos que han sufrido la crisis publicitaria y que han realizado recortes de personal son The San Francisco Chronicle, The Seattle Times y The San Jose Mercury News.

Además de reducir costes, los periódicos se han lanzado a vender activos y a buscar socios financieros para aumentar su liquidez. El consejo de administración de The Sun-Times Media Group, que edita el diario Chicago-Sun Times, estudia desprenderse de sus activos o de todo el Grupo, decisión que ha sido bien recibida por su mayor accionista individual, K Capital Management.

Capital Times, tras 90 años de existencia, se vio obligado a cerrar su edición de papel y dedicarse exclusivamente a su edición digital en abril de este año. Sus ventas se redujeron a los 17.000 ejemplares, la mitad que en los 70. Este cambió supuso el despido de un tercio de sus trabajadores, de 60 a 40 personas. Su director, Clayton Frink, le auguró un futuro parecido al resto de diarios.

El año pasado, los recortes de personal en los medios de Comunicación aumentaron un 88% en el país, según los datos de la consultora Challenger Gray & Christmas. Entre los afectados están: San Francisco Chronicle, Boston Globe, San José Mercury News y Los Ángeles Times, además de los citados

Y la crisis también ha afectado a los diarios gratuitos. Hace tres días saltaba la noticia de que los dirigentes del sueco Metro están discutiendo diferentes opciones para las ediciones de Estados Unidos. En caso de no encontrar socios, se contempla el cierre de delegaciones, empezando por las cabeceras estadounidenses, así se lo ha explicado a 'The Times' el director ejecutivo de esta compañía, Per Mikael Jensen. No obstante, el directivo ha aclarado que la primera opción de Metro será la de encontrar nuevas alianzas.

El principal motivo de esta caída en los diarios es que la industria publicitaria estadounidense está padeciendo una desaceleración que arrastra desde el 2007. En 2007 la facturación por publicidad de los medios de Comunicación cayó un 7% y se esperan cifras muchas más elevadas este año en un sector que representa el 80% de los ingresos de los diarios. Pero no todo está perdido. El tirón de las Olimpiadas y las Elecciones de noviembre pueden significar el único respiro par a una industria alicaída. Hace cuatro año este efecto aumentó en un tercio la publicidad en televisión y otro tanto en prensa.

El otro gran refugio es Internet. Algunas publicaciones se apoyan en este medio ante el descenso de sus ediciones en papel, aunque debido a que los digitales de los grandes diarios sólo suponen el 7% de los ingresos de las publicaciones no es un gran salvavidas. Al menos les permite reducir costes de producción y eso ya es un avance, según concuerdan algunos analistas.