Páginas

miércoles, 21 de mayo de 2008

Cannes 2008: Maradona y Kusturica juegan pelota

Tal como se había anunciado hoy se presentó fuera de competencia Maradona por Kusturica, el documental homenaje del director serbio al futbolista ídolo de multitudes, empeño que no le ha costado poco esfuerzo, tres años tras “el pelusa” para retratarlo en la pantalla. La proyección ha contado con la presencia del astro gaucho, a quien se lo vió peloteando con el director de Underground; y, por supuesto, acaparó el interés y los flashes de toda la prensa, opacando a la Jolie, Sean Penn, Woody Allen y cuanta estrella ande por el festival el día de hoy. Bien lo ilustran las imágenes que acompañan este post.

En lo cinematográfico, la película no ha convencido en su pase oficial, al punto de no ser ovacionada al término de la proyección. La cinta de hora y media repasa la vida deportiva y privada del futbolista, ocupándose de sus 35 goles con la albiceleste, incluido el espectacular a Inglaterra en México 86, de sus fantasmas -su cocainomanía-, la vida con sus hijas, sus opiniones políticas: “Bush es un asesino”, entre otros tópicos. En el documental, además, abunda la presencia -y la voz- de Kusturica, lo que se ha visto como un acto egocéntrico. Como descargo, el director balcano ha manifestado: “Íbamos a Buenos Aires a buscar a Maradona para rodar y no lo encontrábamos, y si no hubiese ocupado yo su lugar nunca habríamos terminado la película”. Ego es lo que no ha faltado en esta presentación.

En la rueda de prensa, la pareja de stars no se ha separado para nada -Kusturica parecía Reyna en el 85-, Maradona ha hecho y dicho lo que ha querido. Se ha descocido en elogios para con el director: “Emir me dio el respeto que todos los humanos necesitan”, le ha soltado los perros a Pelé otra vez, ha salido en defensa de Ronaldinho: “Ronaldinho es demasiado buen tipo, demasiado buen jugador como para que se lo critique así. Ronaldinho le dio todo al Barcelona, sin él el Barcelona no gana nada.” y le ha declarado su amor a Julia Roberts: “Daría cualquier cosa para poder caminar detrás de ella en Cannes. Daría la mano que le hizo el gol a los ingleses, me la cortaría”. Déjenlo, es Dios, dirán algunos.

Nosotros los dejamos con el tráiler de la cinta y con una crítica inglesa (The Guardian) a este documental: veànlo