Páginas

jueves, 29 de mayo de 2008

Nuevo empuje a los SMS de texto como formato de publicidad móvil

El marketing móvil es el otro caballo de batalla por donde debe crecer el marketing y la publicidad. Allí es donde hay un público más cautivo. Si hablábamos de la publicidad vía tonos o melodías con anuncios insertados cuando te llaman, no debemos olvidar la pata que ha hecho crecer la telefonía móvil: los SMS de texto y los anuncios enviados a través de este formato.

Se creía que con el paso de los años, este tipo de tecnología iría cayendo en desuso. Suposición errónea, ya que las empresas creen que el uso de los SMS de texto les permite tener mayor interactividad en los anuncios con quien de verdad es el objetivo de sus campañas. Esto que cuento es una tendencia que se está dando en USA. Así, por ejemplo, con las alertas de información deportiva (SMS push), la cervecera Coors, incluye en esa alerta de texto un buscapies con publicidad de Coors Light.

El detonante de esta nuevo resurgir de los mensajes de texto, y la inclusión de publicidad de los mismos en el pie del mensaje, se debe a Yahoo que usando la red de publicidad de la plataforma 4Info (empresa que se dedica a entregar mensajes de texto a un número elevado de clientes), enviará alertas de SMS de algunos de sus servicios, como noticias, novedades, deportes, horóscopo, el tiempo, que incluirán un pequeño anuncio, que la empresa californiana venderá sola o como parte de un paquete de publicidad más amplio.

Según datos del sector, las tasas de respuesta a este tipo de publicidad insertada suelen estar entre el 1% y el 10%, aunque a veces se dan casos del 20%. Lo interesante, tal y como comentábamos en la entrada de los vivistitials, este tipo de formato incita, bien manejado a la acción, y además tiene el beneplácito del usuario que primero debe aceptar que quiere recibir este tipo de mensajes. Pensando en el mercado español, la enorme variedad de empresas dedicadas a la venta de tonos y melodías, tienen un nuevo negocio en el que pensar, si no lo están haciendo ya, que intuyo que sí.